Los ciclos de saros y la interpretación de los eclipses

Llamamos eclipse a la ocultación del Sol o de la Luna por un breve periodo de tiempo. Este fenómeno solo puede producirse si los luminares y la Tierra se encuentran alineados. El eclipse solar tiene lugar durante la fase de novilunio o luna nueva, en cambio el eclipse lunar ocurre únicamente en fase de plenilunio o luna llena. Consideramos que el eclipse de Sol es total si la proximidad a los nodos es de 9º55’ o inferior; hasta 18º31’, será parcial; si la distancia es mayor no se producirá eclipse. Para el caso del eclipse total de Luna, la distancia de los luminares a los nodos no debe ser superior a 9º30’; entre esa distancia y 12º15’ el eclipse será parcial; a mayor distancia no se producirá el eclipse.

Durante el periodo de tiempo que dura el eclipse, se corta el continuo flujo de ondas electromagnéticas que llegan a nuestro planeta por parte del cuerpo eclipsado. Este drástico parón provoca una suerte de alteraciones palpables en nuestro planeta, afectando tanto a los seres vivos como al clima o a la misma corteza terrestre. En el caso del eclipse solar, el efecto creado es bastante más evidente ya que se trata de nuestra principal fuente de energía. Se produce un descenso en las temperaturas y, como consecuencia, cambios en la dirección y velocidad de los vientos; los animales ven alterado su ciclo biológico al interpretar la situación como si hubiera anochecido y acarrea también un cambio gravitacional que ocasiona una disminución del peso de todos los cuerpos sobre la Tierra. Por su parte, los efectos de un eclipse lunar están relacionados sobre todo con la tensión de los fluidos, que se ve incrementada. Esta circunstancia afecta, como sabemos, al fenómeno de las mareas, pero también a los seres vivos y, consecuentemente, al cuerpo humano, pudiendo provocar una tensión craneal y cambios en la conducta, así como mayor riesgo de hemorragias. Aun así, el impacto de un eclipse lunar sobre la tierra es mucho más sutil y sus efectos visibles sobre los seres vivos menos evidentes. Los impactos son más palpables cuando se trata de eclipses totales y, sobre todo, en los lugares de la tierra sobre los que transcurre.

Las alteraciones provocadas por los eclipses desencadenan fenómenos como ciclones o huracanes por el cambio en la velocidad de los vientos, debido a las drásticas bajadas de las temperaturas o terremotos causados por los reajustes en las placas tectónicas originados por las alteraciones gravitatorias. Por todo ello, no es difícil imaginar que estas alteraciones llevaran a los antiguos a considerar los eclipses como portadores de malos presagios o signos de mal augurio.

¿Cómo interpretar un eclipse en la carta astral?

El efecto que el eclipse ocasiona sobre el punto del mapa astral en el que cae es de crisis o énfasis en los asuntos de esa casa. Además, puede activar algún planeta o punto importante de la carta, especialmente por conjunción u oposición, al que también habrá que prestar atención. Casi todos los astrólogos coinciden en que los efectos de un eclipse duran hasta que se produce el siguiente.

Astrónomos de la antigua Babilona consiguieron deducir la secuencia en que se sucedían los eclipses, concluyendo que se producían en intervalos de tiempo totalmente predecibles: 223 meses sinódicos. A estas repeticiones de eclipses los llamaron ciclos de saros. Un ciclo de saros completo dura 1260 años, con 6585,32 días entre eclipses sucesivos. La serie comienza con un eclipse muy cerca de cualquiera de los dos polos. Conforme avanza la serie, va acercándose de manera progresiva al Ecuador donde tienen lugar los eclipses totales, para más tarde ir alejándose hacia el polo opuesto. Los ciclos de saros contienen un total de 84 eclipses, 42 eclipses solares y 42 eclipses lunares.

A lo largo de la historia, estos ciclos de saros han sido usados en la astrología como un sistema predictivo. Cada eclipse sucesivo de un mismo ciclo toma la naturaleza del grado y del signo donde se produjo el primero de la serie.

Por otro lado, con un intervalo de 18 años aproximadamente, se produce el retorno del eclipse prenatal a cualquier carta. Este retorno, según Jansky, conlleva algún tipo de ruptura con lo anterior o con la forma en que se han venido haciendo las cosas o desarrollando los acontecimientos, para intentar nuevas formas. Se trata más de una oportunidad para empezar a valorar las cosas de distinta manera, que de un cambio forzoso.

Pasemos ahora a considerar toda esta información de manera práctica.

Estatuto Cataluña.jpg

El reconocimiento de Cataluña como comunidad autónoma tuvo lugar con la entrada en vigor de su Estatuto de autonomía el 22 de diciembre de 1979, fecha de su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Este documento recoge el reconocimiento del autogobierno dentro de los límites que fija la Constitución española. El eclipse en vigor previo a esa fecha se había producido a 29º de Leo, en conjunción con una de las estrellas fijas más destacadas del zodiaco, Régulus, tradicionalmente ligada al poder, como fue el caso de la consolidación del dominio en la antigua Roma. Esta conjunción enfatiza el grado del eclipse y lo convierte en un punto destacado de la carta a tener en cuenta.

Eclipse 2017 Barcelona

El 21 de agosto de 2017 se produjo el retorno del eclipse a ese punto, es por tanto un momento crítico para ese grado del zodiaco, un punto que recordemos está relacionado ya en origen con el poder. Levantada la carta del eclipse para Barcelona, este cae en la casa VII que rige las relaciones con otros estados, los acuerdos, la diplomacia… Por lo tanto, es esa casa la que va a entrar en crisis. Pero ¿qué energía trae ese nuevo eclipse? Este eclipse pertenece al ciclo de saros número 145 que comenzó el 4 de enero de 1639, que se había producido a 13º48’ del signo de Capricornio. El símbolo del grado en que sucedió ese primer eclipse es: un bajo-relieve antiguo grabado en granito que permanece como testimonio de una cultura largo tiempo olvidada. El símbolo está relacionado con antiguas culturas y tradiciones, con la historia en el caso de una nación o comunidad. La crisis producida durante estos meses de influencia del eclipse ha puesto en cuestión las relaciones de Cataluña con el Estado español y con todos los demás estados circundantes; se buscaba desde el gobierno un cambio en la diplomacia y en las relaciones con los otros estados desde la exacerbación de los valores tradicionales y culturales propios.

1 ES

El momento en que se activó la crisis fue con el paso de Marte, seguido de Mercurio, por ese grado. Tengamos en cuenta que el primer planeta que transita por el grado del eclipse después de que se produzca es el activador de ese punto, en este caso la energía que lo activa es provocadora y peleona. El 6 de septiembre, dos días después de este tránsito, se aprobó la Ley de referéndum que dio lugar al inicio de la crisis que aún estamos viviendo.

Transitos 6 sept
Tránsitos del 6.09.2017 para el eclipse del 21.08.2017 para Barcelona

 

BIBLIOGRAFÍA

JANKY, Robert C.: La interpretación de los eclipses. Ed. Sirio, Málaga, 1988.

POLITO, Antonio. Los eclipses solares de 2018 a 2020: Plutón oscuro. Memoria del XXXIV Congreso ibérico de astrología en vídeos, Madrid, 2017.

ROBSON, Vivian E.: Las estrellas fijas y las constelaciones. Ed Sirio, Málaga, 2009.

SANCHÍS LLÁCER, Pepa: Astrología mundial. Ed. Kier, Buenos Aires, 2009.

—————-

CICLOS DE SAROS: http://www.solar-eclipse.info/en/saros/

.

2 comentarios sobre “Los ciclos de saros y la interpretación de los eclipses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s