Sanz Briz, el ángel de Budapest

El 19 de marzo de 1944 Alemania inicia la ocupación militar de Hungría, el país con el mayor porcentaje de población judía de toda Europa; solo en Budapest había aproximadamente 200.000. La potente maquinaria del nazismo consiguió deportar en solo ocho semanas a más de 400.000 judíos a los campos de concentración. Ante ese estado de barbarie, un grupo de diplomáticos de países neutrales decide tomar cartas en el asunto e intentar salvar a cuantos judíos les fuera posible, con los escasos medios de que disponían. Entre estos diplomáticos se encontraba Ángel Sanz Briz, el encargado de negocios de la Embajada de España en Budapest, que consiguió sacar del país a unos 5.200 judíos, jugándose la vida y su carrera.

Ángel Sanz Briz había nacido en Zaragoza a las 9:30 de la mañana del día 28 de septiembre de 1910. Pertenecía a una familia de comerciantes y militares, pero su interés por otras culturas y la facilidad que tenía para aprender idiomas, lo llevó a optar por la carrera diplomática.

Carta natal

Destaca como determinador focal de la carta el stellium en Libra, el signo de la diplomacia por excelencia, de los mediadores y de la cooperación. Tanto Marte, regente del Ascendente, como el Sol, forman parte de ese stellium, están en una conjunción prácticamente exacta y en paralelo de declinación. La energía de Marte en esta posición cobra gran relevancia ya que se halla en el mismo corazón de Sol, a menos de 17’, en cazimi. Nos presenta una personalidad fuerte, con iniciativa y capacidad de liderazgo, pero desde un carácter libriano, buscando siempre la justificación de sus acciones, algo muy propio de los signos de la triplicidad de aire. Ambos planetas están en quintil con Neptuno, lo que señala un gran talento para implicarse en luchas por unos ideales que trascienden al propio individuo.

El símbolo sabiano del grado de la conjunción entre Sol y Marte, 5º de Libra, es: «Un hombre enseñando el verdadero conocimiento interior». La imagen revela al auténtico maestro que es capaz de transmitir la sabiduría interna a través de sus actos, predicando con el ejemplo. Sus dotes diplomáticas, entre las que se contaba una gran capacidad de persuasión, lo ayudaron a lograr su empresa. Desde unas profundas convicciones morales, Ángel Sanz Briz sintió la obligación de salvar de la muerte a seres inocentes, con valentía, asumiendo un gran riesgo.

El modo en que esta persona se integra en la vida es a través de la actividad conjuntiva, esto es, procurando unir o establecer relaciones entre cosas que normalmente están separadas, buscando dar coherencia a su trabajo. Se toma la vida como un juego, como una especie de aventura.

Toda esa labor diplomática tiene lugar en casa XI, dentro de un colectivo, con personas del mismo gremio o con las que se comparten idénticos intereses, lo que implica un trabajo colaborativo. El Sol es el regente del Medio Cielo, y en este emplazamiento la individualidad del sujeto queda supeditada a algo más grande que él mismo, que lo trasciende. Se inserta en un contexto grupal desde el que contribuirá a su imagen pública, a su lugar en el mundo. El nativo trabaja por unos ideales con sus colegas, de modo que el yo se construye en la cooperación.

Monumento de los zapatos
Monumento de los zapatos en homenaje a los judíos arrojados al Danubio

Hay una preponderancia de planetas –seis en total– en signos cardinales, que nos revela una tendencia a afrontar desafíos, a tomar la iniciativa y a saber aprovechar cualquier oportunidad que se presente. A esto se suman los orbes tan ajustados que encontramos en los aspectos mayores, cinco de ellos con orbes inferiores a un grados, lo que incide aún más en la actividad.

El modelo planetario dibujado en la carta es un balde o cubo; nueve de los planetas están distribuidos de tal modo que forman un semicírculo y el décimo se encuentra opuesto al resto, a modo de asa, que por su ubicación se convierte en planeta focal. El individuo con este modelo planetario siente que tiene algo que aportar. Urano como determinador focal del patrón habla de una fuerte individualidad. El asa maniobrará para intentar equilibrar las fuerzas que conforman su vida. Esta persona destaca por su fuerte individualidad e independencia, con un sentido claro de que puede actuar por su cuenta. Urano en casa III, nos está hablando de originalidad, rapidez e intuición para resolver dudas o problemas, también de inventiva en la elaboración escritos y documentos. El diplomático informó durante meses al gobierno español de las actuaciones nazis contra los judíos, pero no recibió ninguna respuesta ni instrucción al respecto, fue entonces cuando se decidió a actuar de manera independiente, emitiendo por su cuenta pasaportes y salvoconductos a miles de personas, bajo su responsabilidad, siguiendo los dictados su propia conciencia.

El símbolo sabiano del grado que ocupa Urano, el 22º de Capricornio, es «Un general revela una nobleza de carácter aceptando la derrota con elegancia». Esta imagen nos remite al reconocimiento de lo inevitable, a ser consciente del momento en que se debe admitir la situación existente. Tras meses de intensa actividad diplomática para intentar conseguir que cesaran los asesinatos y las deportaciones de judíos, se dio cuenta de que sus esfuerzos eran infructuosos. Aceptar la derrota también se puede convertir en una estrategia para conseguir algo más, para buscar una salida airosa al conflicto. Sanz Briz  recurrió a  su ingenio o imaginación para sacar algo positivo de la situación de caos y destrucción en la que se encontraba.

La mayoría de los planetas se hallan por encima del horizonte, indicando una focalización del nativo en la actividad pública, una considerable motivación para participar en los acontecimientos externos y en marcarse metas objetivas. Su personalidad es claramente social. A ello se añade que los dos únicos planetas que ocupan la parte inferior de la carta, situados por debajo del horizonte, están retrógrados y en signos de polaridad negativa, apuntando a una actividad más subjetiva que costará sacar a la luz. Estos dos planetas, Saturno y Urano, son muy significativos en la vida del sujeto ya que uno es determinador focal, por ser el asa del cubo, y el otro es el que lidera el patrón, el primero del semicírculo que avanza en el sentido de las agujas del reloj. Saturno es el planeta guía del modelo planetario, el primero del semicírculo que avanza en el sentido de las agujas del reloj hacia el espacio desocupado. Con Saturno en la casa VI, hay una conciencia de responsabilidad a la hora de desempeñar una labor, una tarea en el ámbito laboral.

El símbolo sabiano correspondiente al grado que ocupa Saturno, 6º de Tauro, es «Un puente que se está construyendo a través de una garganta». El tema es trascender las limitaciones con las que uno se topa en el camino. La clave está en saber qué hacer para superar los obstáculos, en construir puentes que sirvan de conexión. Las dificultades se pueden superar a través de una labor constructiva. Sanz Briz se convirtió en mediador para salvar la vida de miles de judíos que, de otro modo, estaban abocados a una muerte segura.

La potente T cuadrada con orbes muy ajustados viene a enfatizar la cualidad cardinal del individuo. Esta figura, formada únicamente por aspectos tensos, es muy dinámica y provee de una gran fuerza y capacidad de lucha que, usada de manera constructiva, se convierte en una valiosa herramienta para resolver conflictos y alcanzar objetivos. Las figuras planetarias son altamente dinámicas, ya que cualquier tránsito o dirección sobre alguno de los planetas que la integran provoca una reacción en cadena, haciendo que toda la energía contenida se active a la vez.

El 23 de febrero de 1933, fecha en que inicia su carrera diplomática, el tránsito de Urano activaba toda la T cuadrada desde el punto vacío, haciendo oposición a Júpiter que es el planeta focal. Por su lado, Júpiter realizaba un sextil con Neptuno y Plutón una conjunción. A su vez, Neptuno hacía un trígono con Saturno.

Inicio carrera diplomática

Júpiter es el ápice de la T cuadrada, circunstancia que lo convierte en determinador focal. El individuo expresa su motivación en los asuntos de la casa XI en la actividad diplomática en grupo. Los orbes de esta figura son tan estrechos que el planeta se halla situado justo en conjunción con el punto medio Urano/Neptuno, relacionado con la vivencia de acontecimientos inusuales e, incluso, con situaciones caóticas que el nativo podrá afrontar con entusiasmo y posibilidad de éxito, al ser Júpiter el planeta situado ahí.

Cuando la energía expansiva de Júpiter se encuentra tan destacada en el mapa natal, la palabra clave es paternal. Sanz Briz adoptó una actitud protectora, responsabilizándose de la vida de miles de seres humanos que eran perseguidos. Les proporcionó un refugio seguro y comida, además de protección diplomática. Para ello no dudó en invertir incluso su propio dinero, arriesgando su vida.

La oposición entre Urano y Neptuno es la única de la carta e indica su disposición natural. Al hallarse en signos cardinales hay una inclinación a tomar la iniciativa y a involucrarse en asuntos prácticos de la vida. Este es también el aspecto tenso más exacto de la carta, el foco dinámico de su personalidad o aptitud dinámica que indica el reto vital del nativo. Nos habla de un individuo que debe expresar su verdadera individualidad, discriminando cuando algo es importante de cuando no lo es. Actúa entregándose a unos ideales que lo trascienden, asumiendo una obligación moral hasta llegar a convertirse en una especie de salvador o libertador. Para integrar la oposición es necesario negociar, llegar a acuerdos, en definitiva, a contar con el otro. Además de base de la T cuadrada, esta oposición forma parte también de una media cometa en la que Venus es el planeta mediador.

En otoño de 1944, Sanz Briz ideó la estrategia de conceder la nacionalidad española a cuantos judíos pudiera hacer pasar por sefardíes amparándose en una antigua ley. En ese preciso momento, Neptuno llega al Medio Cielo por direcciones de arco solar y Urano hace conjunción con el Bajo Cielo, Júpiter realiza la cuadratura a los dos puntos del eje.

Direcciones arco solar otoño 1944

El único planeta angular es Venus −dispositor del stellium− que se encuentra en la casa X, resaltando este sector, un lugar donde surgirán las crisis. Venus como planeta mediador de la media comenta es la energía de la que echa mano para dar salida a toda la tensión de la figura. Hay una voluntad de arreglar las cosas, de hacerlas propias para dejarlas acabadas.

El símbolo sabiano de Venus, 20º de Virgo, es «Una caravana de coches». La imagen revela una marcha colectiva, el esfuerzo común, el trabajo colaborativo para conseguir un único objetivo. Pero además tiene implícita la idea de desplazamiento, de movilización. Lo que Sanz Briz gestionaba era la expedición de pasaportes y salvoconductos para que estas personas pudieran salir de la trampa en la que estaban metidas. La clave radica en implicar a otros en el plan, animarlos para que puedan participar del proceso, a que sean parte de él. Sanz Briz contaba con el apoyo del personal de la Embajada y del de otros diplomáticos de los países neutrales.

El otro planeta transpersonal, Plutón, también tiene una fuerza destacada, puesto que se halla estacionario, con una energía especialmente concentrada. En este caso se encuentra en casa VIII, la casa de la muerte y la transformación, el campo de experiencia en el que contribuirá de manera decisiva a través de vivencias catárticas relacionadas con la destrucción o la muerte, pero también con la capacidad para influir de manera decisiva en estas experiencias. Saturno hacía conjunción con por tránsito en la primavera de 1944.

El nativo tiene una química mental ansiosa. Con un Mercurio oriental al Sol, curioso y ávido de experiencias nuevas, y una Luna rápida, que capta al vuelo la información, el individuos tiende a precipitarse, a actuar casi sin pensarlo, dando una respuesta inmediata al problema que se le plantee. Esa Luna está en un grado de declinación extremo, es decir, fuera de los límites, a 23ºN35, lo que dota a la persona de una emocionalidad especial. Con la Luna en casa IX, el individuo se siente en el extranjero como en casa, lugar donde alcanzó un mayor grado de popularidad, siendo además el planeta más elevado.

El 18 de octubre de 1966 Israel le concedería el título de Justo entre las Naciones, un honor exclusivo para los no judíos merecedores de consideración y respeto por su conducta moral. Su nombre está inscrito en el memorial del Holocausto de Jerusalén, junto a personajes tan destacados como Oskar Schindler.

En esas fechas, por direcciones de arco solar, Venus había llegado al grado del Ascendente.

Justo entre las naciones

Después de su experiencia en Budapest, su carrera comenzó a despuntar. Ocupó las embajadas de Guatemala, Perú y Bélgica, entre otras. En 1973 se postuló él mismo para abrir la Embajada en Pekín donde no había representación española hasta el momento, algo que suponía un gran reto para él. Así, se convirtió en el primer embajador de España en la China comunista.

Tras unos años en China, fue nombrado embajador ante la Santa Sede, puesto que ocupó hasta el día de su muerte, causada por un cáncer, el 11 de junio de 1980 en Roma. En el momento de su fallecimiento Saturno por tránsito hacía conjunción con Venus y Neptuno una cuadratura; por su parte, Plutón estaba en conjunción con Júpiter.

Transitos Muerte

En la ciudad de Budapest hay una calle dedicada a Ángel Sanz Briz y un monumento a su memoria, al igual que en su ciudad natal.

Bibliografía

CARCEDO, Diego: Un español frente al Holocausto. Ediciones Temas de Hoy, 2000.

JANSKY, Robert C.: Planetary Patterns. Astro-Analytics Pubs, 1977.

JONES, Marc Edmund: Essentials of Astrological Analysis. Trafford Publishing, Lakehills, 2002.

MARKS, Tracy: Aspectos planetarios. Del conflicto a la cooperación. Ediciones Urano, 1994.

ROCHE, Diana Elaine: The Sabian Symbols: A Screen of Prophecy. Astrology Classics, 2010.

——————–

Fotografía de cabecera: Cementerio de la Gran Sinagoga de Budapest, en la que se encuentran enterrados más de dos mil judíos que murieron de hambre y frío durante los últimos días de la ocupación nazi de la ciudad.

 

© 2019 Mercurio Estacionario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s