Dian Fossey y los gorilas de montaña

La investigadora estadounidense Dian Fossey, nacida en San Francisco (California) el 16 de enero de 1932, dedicó 18 años de su vida al estudio y protección de los gorilas de montaña. Hija de padres divorciados, tuvo una infancia difícil y bastante solitaria. Desde muy pequeña, empezó a mostrar interés por los animales y por viajar al continente africano. Gracias a su labor para la preservación de estos grandes primates, la especie que entonces estaba al borde de la extinción cuenta hoy en día con una población de alrededor de 650 individuos.

DFNCEn la carta natal de esta científica, el signo que asciende por el horizonte oriental es Aries, señalando una personalidad que busca autoafirmarse continuamente. Su modo de encarar la vida es de forma impulsiva y directa, siempre dispuesta a afrontar cualquier desafío por difícil que resulte y a asumir nuevos retos de manera individual, sin necesidad de contar con otra ayuda. Así es como Dian Fossey se veía a sí misma: «Como pionera, hube de sobrellevar el aislamiento, pero he cosechado una inmensa satisfacción que mis sucesores nunca podrán disfrutar». Su trabajo de investigación se inició en 1967, fecha de su segundo viaje a África. Nada más llegar, se instaló en el Congo, pero, a los pocos meses, estalló una rebelión y fue expulsada del país. A pesar de este inconveniente, su motivación era grande y no dudó en empezar de nuevo, esta vez en Ruanda.

Urano se encuentra en conjunción con el Ascendente perfilando una personalidad independiente, intuitiva y experimentativa, a veces, incluso, excéntrica. Los ruandeses consideraban a Diane Fossey como una persona extraña, se referían a ella como «la mujer que vive en la selva». Comenzó sus estudios sobre los gorilas haciendo uso de su instinto, ya que hasta entonces apenas se había formado para ello. Se valió de su propia intuición para acercarse a esto primates que habitaban en los montes Virunga e ir ganándose poco a poco su confianza, hasta entrar en contacto físico con ellos. Fue creando su propio método de estudio a medida que iba avanzando en sus trabajos de observación.

Marte, regente del Ascendente, se encuentra exaltado en la casa X, indicativo de alguien que se esfuerza por lograr su lugar en el mundo. Se encuentra en conjunción con Saturno y el Sol, formando una amalgama de fuerzas muy poderosa. Esta suma de energías puede llevarla a verse involucrada en situaciones en las que se pone a prueba su resistencia, su capacidad de lucha y su autocontrol. Cuando las energías de Marte y Saturno consiguen integrarse de manera positiva, se logra un gran autodominio, pero, cuando no es así, el nativo puede verse envuelto en experiencias violentas por temor a sentirse dominado.

El elemento más destacado de la carta es la tierra, en el que se encuentran los determinadores focales. Uno de ellos es el gran trígono formado por Mercurio, la Luna y Neptuno. Esta figura provee al nativo de una especial confianza en sí mismo. Las personas con un énfasis en este elemento son prácticas, realistas y dan muestras de sentido común. Tienen una necesidad de adquirir hábitos que les dan seguridad, pero en ocasiones esto puede conducirlas a quedarse, hasta cierto punto, estancadas en ese círculo sin salida. Si las circunstancias las sacan de esa rutina en las que se acomodan, se sentirán más o menos abrumadas por los acontecimientos.

Saturno es otro determinador focal de este mapa natal; además de estar en su propia casa, la X, es el dispositor final, el que coordina en cierta medida la energía de toda la carta. Su presencia está aún más enfatizada al hallarse cazimi, en el mismo corazón del Sol, a tan solo 9’ de distancia. Se trata de una mujer que destaca por su sagacidad y astucia. Hay en ella una ambición por erigirse en autoridad, no acepta fácilmente una competencia que la cuestione. Nos encontramos frente a una persona disciplinada, perseverante, trabajadora y con un sentido de la responsabilidad que le vino muy bien para realizar el trabajo de campo al que se dedicó. Saturno situado en esta casa revela una sensibilidad relacionada con la actividad pública, el lugar en el que va a mostrar su autoridad, estableciendo un orden, una jerarquía.

El símbolo sabiano que corresponde a la conjunción entre Sol y Saturno es el 26º de Capricornio: «El espíritu de la naturaleza que baila en la niebla de una cascada». La palabra clave es inquietud. Esta imagen alude a la magia de la espontaneidad, al dominio espiritual de la experiencia, a la intuición y a la imaginación. La clave está en la manifestación instintiva de la vida y en la magia de su ciclo. Si nuestro propósito es captar la esencia de algo, debemos permitir que se manifieste de manera espontánea, sin forzar los acontecimientos. Conseguir entender de dónde surge nuestra existencia, de dónde venimos, requería de una gran atención para poder captar con detalle el ciclo natural de la evolución, el modo en que todo fluye y se manifiesta. Sus investigaciones tenían como fin recabar una información sobre el comportamiento de los gorilas que serviría para profundizar aún más en el conocimiento sobre nuestros propios orígenes como especie, y del proceso hasta llegar al homo sapiens. Dian se integró en el hábitat de los gorilas haciendo uso de su intuición, imitando sus gestos para ganar su confianza y acercarse a ellos. Se convirtió en el primer ser humano conocido en entrar en contacto físico con ellos. Recogió todas estas experiencias de forma meticulosa en sus diarios. El libro que escribió para dar a conocer su trabajo al gran público se llamó Gorilas en niebla. Era precisamente en la niebla el lugar en que se manifestaba esa vida.

Al dividir la rueda zodiacal en tres partes, nos encontramos con que dos de ellas están ocupadas por planetas, y la tercera vacía. El modelo planetario que aparece dibujado es una locomotora, configurada alrededor del gran trígono de tierra que le da estructura y estabilidad al patrón. Este modelo subraya la individualidad del nativo que es capaz de manifestar confianza en sí mismo y una clara dirección en la vida liderada por el planeta guía del patrón, en este caso Mercurio, el primero que avanza hacia el espacio vacío en el sentido de las agujas de reloj. El potencial de energía de este patrón impulsa a la acción. El individuo locomotora tiene una idea clara de lo que quiere conseguir y de hacia dónde dirigirse para lograrlo. Una vez puesta en funcionamiento esta energía es imparable. Cuando Mercurio se erige en planeta focal, el individuo se muestra curioso por explorar nuevas vías de conocimiento. Al estar oriental al Sol, es también uno de los indicadores de la vocación. Se encuentra situado en casa IX, el objeto de estudio se hallaba muy lejos, en el extranjero. Dian Fossey vivía obsesionada con viajar a África y estudiar el comportamiento de los gorilas de montaña, con llevar a cabo un trabajo que pondría luz sobre la historia de la evolución del hombre. Con Mercurio en Capricornio, el poder de concentración es grande; además, proporciona capacidad de discriminación para discernir entre lo importante y aquello que no lo es tanto. Su estudio lo realizó con paciencia y rigor. Dian desarrolló un trabajo meticuloso con un reconocido valor científico, llegando a alcanzar un alto grado de detalle, ya que consiguió registrar el comportamiento de los gorilas hora a hora durante años, clasificarlos e identificar a cada uno de ellos por sus rasgos. Además, Mercurio rige la casa III, la de la mente concreta. Esta zoóloga desarrolló por sí sola todo un sistema de comunicación para relacionarse con los gorilas que le fue de mucha utilidad. «Las voces de los gorilas siempre me han interesado; a ellas he dedicado muchos meses de grabaciones en el campo y posteriores análisis espectrográficos […], sonidos que utilicé para hacerme aceptar más por los gorilas».

A ese Mercurio oriental se une una Luna lenta –exaltada en Tauro–, que discrimina el conocimiento para centrarse principalmente en áreas concretas, en aquello que le puede resultar de utilidad. Todo esto da una química mental equilibrada.

El símbolo sabiano que corresponde a Mercurio, 3º de Capricornio, es «El alma humana receptiva al crecimiento y la comprensión». La imagen nos habla de la apertura al saber. La palabra clave para este símbolo es avidez, esto es, el intenso deseo que podemos sentir por hacer algo, en este caso por acceder al conocimiento. Precisamente, Mercurio oriental al Sol indica anhelo por explorar y descubrir cosas nuevas. Su interés por el estudio de los gorilas la llevó a entregarse por completo a la observación hasta que obtuvo los resultados buscados, sin prisas, empapándose de cada momento de la experiencia, tomando nota de todo cuanto acontecía.

En 1963, cuando llegó por primera vez a África, sintió que aquel era el lugar en el que quería estar para dedicarse a la investigación de los gorilas. Urano, por tránsito, estaba en conjunción con Neptuno, en trígono con Mercurio y con la Luna, impulsando la locomotora. A su vez Plutón hacía trígono al Medio Cielo, dando un giro a lo que hasta ese momento había sido su profesión.

Trans 1963

El modo que predomina en la carta es el cardinal, 6 planetas. En cambio solo Neptuno se encuentra en un signo mutable. Esta debilidad subraya la falta de flexibilidad de esta mujer, algo que la llevó a vivir situaciones de bloqueo.

El principal reto de esta nativa relacionado con su vocación viene indicado por el aspecto tenso más exacto de la carta, que es la oposición entre Plutón y el Sol. Se trata del foco dinámico de la personalidad o aptitud dinámica. Con Plutón, el individuo focaliza su atención hasta conseguir llegar al núcleo de las cosas, a desentrañar lo que se encuentra oculto. Con un Plutón destacado, la persona puede verse atrapada fácilmente en esa hiperfocalización y llegar a caer en obsesiones. La casa en la que se halla situado este planeta nos revela el área de experiencia en la que el individuo realizará su máxima aportación a su grupo generacional. En Cáncer y en la casa IV, el foco de la investigación son sus raíces, el clan, el estudio de sus ancestros, para indagar acerca de su procedencia con el fin de sacarlo a la luz, darle también una estructura y mostrarlo al mundo. Estudiaba el modo en que se organizaban y convivían los grupos de gorilas. Su integración en la vida de estos primates fue total: «He hecho mi hogar entre los gorilas de montaña». La oposición se da en signos cardinales, por lo que el nativo se orientará a un objetivo concreto y aprovechará la oportunidad que se le presente para actuar en esa dirección. Su propósito último era crear conciencia para la conservación de una especie en vías de extinción.

En enero de 1970, Dian Fossey aparece fotografiada en la portada de la revista National Geographic lo que la convierte en una celebridad. Es el momento en que su trabajo sale a la luz. Por esas fechas, Plutón por tránsito estaba haciendo trígono a la conjunción Sol/Saturno y sextil a su Plutón natal, activando esta oposición. Saturno hacía trígono a su vez con Mercurio y Júpiter un sextil. Este hito supuso un impulso para continuar con su investigación. El mundo entero supo de su trabajo.

Trans 1970.png

El símbolo sabiano del grado que ocupa Plutón, 21º de Cáncer, es: «Una prima donna cantando». La clave de este símbolo es la excelencia. La prima donna es el papel principal que puede desempeñar una mujer en la ópera. Ella da muestras en público de un indudable talento natural y del dominio de una destreza, lleva la voz cantante en la actividad que realiza, es la protagonista. El peligro que puede correr es llamar demasiado la atención, hacer mucho ruido. A veces también puede aludir al precio que se paga por darse a conocer, por ser famoso. Desde un principio, Dian Fossey se enfrentó a los cazadores furtivos que suponían una verdadera amenaza para los gorilas. El 31 de diciembre de 1977 encontró muerto a Digit, un gorila al que se sentía especialmente unida. En ese momento, Plutón transitaba por el Descendente, Neptuno hacía trígono a Urano y Saturno estaba opuesto a Venus, regente de la casa VII. Por direcciones de arco solar, Plutón estaba conjunto a Neptuno. 

 

TRANS 1977

DAS 1977

A partir de entonces, el enfrentamiento con los cazadores furtivos se recrudeció. Inició su propia cruzada utilizando todo tipo de métodos, algunos muy cuestionables. Incluso los que trabajaban con ella consideraban que estaba yendo demasiado lejos. Esto fue probablemente la causa de su asesinato. El día de su muerte, el 26 de diciembre de 1986, por direcciones primarias, el Ascendente y Urano estaban conjunción con Marte regente de casa VIII. Por tránsitos, Plutón y Marte en conjunción estaban opuestos a la Luna, y Neptuno hacía conjunción con Mercurio.

DP Muerte

Trans muerte

El trabajo realizado Dian Fossey supuso una llamada de atención para proteger a los gorilas de montaña. Hoy día, gracias a su labor, son una especie protegida.

 

Bibliografía

FOSSEY Dian: Gorilas en la niebla. Salvat editores, 1985.

HILL, Lynda: 360 Degrees of Wisdom. Plume, 2004.

MEYER, Michael R.: A Handbook for the Humanistic Astrologer. IUniverse, 2000.

ROCHE, Diana Elaine: The Sabian Symbols: A Screen of Prophecy. Astrology Classics, 2010.

TIERNEY, Bill: Análisis dinámico de los aspectos astrológicos. Ed. Kier, 1998.

 

© 2019 Mercurio Estacionario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s