Anita Delgado, la maharaní de Kapurthala

En la primavera de 1906, la boda del rey Alfonso XIII con Victoria Eugenia de Battenberg congregó en Madrid a dignatarios y personalidades de todo el mundo. Entre ellos se encontraba el maharajá de Kapurthala, un monarca inmensamente rico procedente de la India que acompañaba al séquito de la princesa inglesa. En los días previos al enlace el maharajá asistió a un espectáculo en el teatro Central Kursaal, muy cerca de la Puerta del Sol. Allí quedó prendado de los encantos de una guapa bailarina que actuaba como telonera junto a su hermana. Esta jovencita de dieciséis años, llamada Anita Delgado, bailaba y cantaba con una enorme gracia. Estaba a punto de iniciarse lo que parecía que iba a ser un cuento de hadas.

Ana María Delgado Briones había nacido en Málaga, en el número trece de la calle de la Peña, el 8 de febrero de 1890. Aunque en su partida de nacimiento se recoge el dato de las 18:00 como hora de nacimiento, el hecho debió ocurrir unos minutos más tarde, si tenemos en cuenta los principales acontecimientos de su vida. El Ascendente quedaría así en conjunción con Regulus. Como sabemos, esta luminosa estrella está ligada al ascenso social.

Anita Delgado

Sus padres regentaban una cafetería que les dio para vivir y educar a sus hijas durante algún tiempo, pero el negocio familiar se vino abajo y en 1905 decidieron emigrar a Madrid en busca de mejores oportunidades. Al poco de llegar, viendo que no les resultaba fácil subsistir en la gran ciudad, la madre decidió que las hijas trabajasen como teloneras en el recién inaugurado teatro Kursaal. En la carta de Anita Venus rige la casa X, la de las actividades públicas y los honores, el lugar en el que la persona responde como miembro de la sociedad en la que vive. Como planeta oriental al Sol, simboliza unas habilidades que se manifiestan a través de una gracia y un encanto personal  evidentes, así como de un marcado sentido artístico. También revela la necesidad de ser apreciada y reconocida. Esta persona se guía por unos principios prácticos que puedan garantizar su seguridad. Venus se encuentra en zona avatar, en la mitad del signo fijo de Acuario, un lugar relacionado con el poder. Anita Delgado fue una mujer que, gracias a la posición social alcanzada, pudo influir en el colectivo realizando obras sociales.

Kursaal
Imagen del antiguo Teatro Central Kursaal de Madrid en la actualidad

El patrón planetario representado en el mapa natal de Anita Delgado es un trípode, con los planetas agrupados en tres sectores bien diferenciados de la carta interconectados entre sí por un gran trígono, determinador focal que impulsa y mueve toda esa energía. La persona con este modelo planetario no encaja fácilmente dentro de los convencionalismos sociales de su época, ya que posee una visión del mundo muy particular. El trípode carece de simetría, pero la fuerza de este patrón descansa precisamente en su irregularidad. Este patrón tiene una estructura con la que puede lograr una rápida estabilidad y adaptarse a cualquier situación por difícil que parezca. Todo ello permite que el individuo sienta una gran seguridad interna. Al trípode se lo conoce como el «patrón del genio». El gran trígono de aire que contiene aporta dinamismo y una especial habilidad para los temas intelectuales. Se trata de un gran trígono casi perfecto, con orbes ajustadísimos. Su carácter curioso e inquieto ayudó a Anita a convertirse en consejera y compañera de los viajes que el maharajá hacía por todo el mundo. Vivió en primera persona el lujo y excesos de la época de los maharajás. La figura está ocupando las casas II, VI y X, es decir, las casas de tierra que dan estabilidad, sustento y una actitud práctica ante la vida.

Además del gran trígono, siete de los diez planetas están en signos de aire, lo que supone una clara preponderancia de este elemento e incide en la capacidad de adaptación de la persona y en su facilidad para relacionarse con los demás, algo que le fue de gran utilidad a la hora de afrontar los grandes cambios que experimentó en su vida.

El encuentro tuvo lugar a finales de mayo de 1906Plutón y Júpiter hacían trígono al Sol y a Venus por tránsito. El Medio Cielo se encontraba en conjunción con Plutón por direcciones primarias y la Luna estaba a punto de llegar al Medio Cielo por progresiones secundarias.

TRAN 1906

 

DP 31 may 1906

El planeta más elevado es Neptuno que forma parte del gran trígono de aire. Ese Neptuno tan elevado hace referencia al mundo de ensueño en el que entra tras conocer al maharajá. De repente, cualquier deseo material se hace realidad; el enamorado, para agasajarla, la colma de obsequios tanto a ella como su familia. El símbolo sabiano de Neptuno que corresponde a 2º de Géminis es «Santa Claus llenando furtivamente los calcetines». La imagen nos remite a unos regalos que no se esperan y que pertenecen a un mundo que para ella es casi una fantasía. Puede obtener cualquier cosa, incluso más de lo que imagina. Se asemeja a mundo de la magia. La palabra clave es derroche.

Una vez que ella acepta la relación, se traslada a París junto a su familia, donde comienza su preparación para convertirse en maharaní. En unos meses tuvo que aprender francés e inglés, así como el protocolo que requería su nuevo estatus. Todo esto la ayudaría a integrarse en un mundo completamente nuevo para ella.

Tras este periodo de formación, se traslada a la India, y el 28 de enero de 1908 se convierte en la maharaní Prem Kaur de Kapurthala. Poco después, en abril de ese mismo año, nace su único hijo. Neptuno y la Luna hacen un trígono al Sol, y Mercurio una conjunción por direcciones de arco solar. La realidad con que se encuentra no era exactamente como esperaba, ya que es recibida como una extranjera, en un entorno clasista y con unas tradiciones muy rígidas.

DAS 1908

El quintil de Mercurio con Marte nos está indicando su gran talento: Anita era una mujer ingeniosa, de gran agudeza y rapidez mental. Ambos planetas están también en paralelo de declinación, lo que intensifica su colaboración. Marte destaca por ser el único planeta domiciliado de su carta.

Su química mental es equilibrada: con una Luna lenta y un Mercurio oriental al Sol, que se vuelve directo al poco de nacer. Su mente curiosa la llevó a interesarse por temas muy variados; además de aprender varios idiomas, tocaba el piano, montaba a caballo, pintaba… y le gustaba rodearse de intelectuales. Los trígonos de Mercurio a Neptuno y a la Luna indican una gran sensibilidad e imaginación para contar historias. Anita escribía diarios, mantenía una extensa correspondencia con sus allegados e iba recopilando datos sobre sus viajes con los que esperaba preparar sus memorias, ya que pensaba que la historia de su vida podía interesar a otras personas.

El símbolo sabiano del grado que ocupa Mercurio, 2º de Acuario, es «Una tormenta inesperada». Este símbolo habla de aquello que ocurre por sorpresa, de manera fortuita y sin esperarlo, de la probabilidad de lo improbable. Hay experiencias en la vida que escapan absolutamente de nuestro control. El encuentro entre el maharajá y la joven Anita ocurrió de manera fortuita, pero lo más increíble fue que el soberano se enamorase de aquella chica nada más verla, se trató de un auténtico flechazo. El énfasis de este grado recae en los eventos inesperados. La clave radica en estar atento para aprovechar esas oportunidades únicas que la vida nos ofrece.

La mayoría de los planetas se encuentran por debajo del horizonte, lo que indica que su forma de acercarse al mundo es introvertida. Anita era consciente de que a partir de su matrimonio iba a convertirse en un personaje seguido por la prensa, y por ello quiso preservar su intimidad, apenas dejó que trascendiera su vida personal.

Un stellium enfatiza los asuntos relacionados con la casa VI, la del servicio y el deber. Este es el lugar en el que aprendemos a ajustarnos a unas pautas establecidas, a vivir dentro de unos límites. El Sol, su energía vital, estuvo enfocada durante gran parte de su vida al servicio de otra persona. Se esperaba de ella sumisión y entrega al marido. El maharajá le asignaba una serie de deberes como aprender idiomas, que ella debía ir cumpliendo para ganarse sus atenciones. También su relación con el servicio estuvo muy presente en su vida en el sentido de que vivió rodeada de sirvientes y criados.

El símbolo sabiano del grado que ocupa el Sol, 21º de Acuario, es «Una mujer decepcionada y desilusionada encarando con valentía el futuro». La imagen es muy explícita, alude a la necesidad de seguir adelante y afrontar la vida a pesar las decepciones o desengaños que puedan tenerse. Es necesario sacar la fuerza necesaria para salir adelante. Al llegar a Kapurthala quedó decepcionada ante la situación que se encontró, muy distinta a la que había imaginado. Se trataba de un entorno clasista, que no aceptaba a una maharaní extranjera y de un origen tan humilde. Además, descubrió que su marido tenía otras mujeres. El maharajá había construido una réplica del palacio de Versalles solo para ella, donde convivieron juntos. A las otras esposas les molestaba que el maharajá estuviera siempre con ella y llegaron a hacerle la vida muy difícil, hasta el punto de intentar envenenarla. Era la favorita, pero vivió aislada. Aun así, permaneció dieciocho años de su vida en la India.

Saturno, el dispositor de todo ese stellium, revela el punto de equilibrio. Al estar en la casa I, esta persona pone una coraza a sus sentimientos para contenerlos. Nos está mostrando una personalidad reflexiva que tiene que madurar a una edad temprana. Desde muy joven debe trabajar y responsabilizarse de su propia existencia. Anita asumió desde el principio el compromiso de casarse sin vacilar, ya que así podría ayudar también a su familia. Una vez tomada la decisión, se mantuvo firme a pesar de su juventud.

El símbolo sabiano de Saturno, 2º de Virgo, es «Una gran cruz levantada». Este símbolo habla de la lealtad a las propias convicciones, incluso cuando esto conlleva riesgos y dificultades. Tener el coraje de mantener las creencias de uno mismo aunque se esté en minoría. No renunciar a la propia identidad ni siquiera por complacer a otros, pero a la vez tener la grandeza interna de respetar las ajenas. Anita Delgado nunca renunció a su religión católica ni a sus orígenes, enseñó a su hijo a hablar español y le inculcó el interés por las costumbres y cultura de España, pero a la vez contribuyó a educarlo en los preceptos establecidos por su condición de heredero del maharajá. La palabra clave aquí es glorificación.

La cuadratura entre Urano y Júpiter es el aspecto tenso más exacto de la carta, el foco dinámico de su personalidad y el principal reto al que debió enfrentarse. Ya hemos visto que a Anita Delgado no le resultó nada fácil ser aceptada en un entorno tan diferente al suyo de origen. A pesar de ello, y sin dejar de ser ella misma, consiguió erigirse en favorita durante muchos años. Se acomodó a su manera, preservando su propia individualidad: bebía champán, iba de cacería, viajaba constantemente con su marido y no permanecía recluida en casa como las demás esposas ya que nunca vivió en el harén.

Alrededor de 1920, su relación matrimonial comenzó a enfriarse. Se enamoró de un hijo del maharajá del que se quedó embarazada y tuvo que abortar, cayendo poco después en una depresión. Por aquella época Saturno estaba en conjunción con la Luna por direcciones de arco solar y Neptuno realizaba una cuadratura.

DAS 1920

Su convalecencia le hizo perder los privilegios de favorita. Entre 1923 y 1924 se instaló fuera de palacio y se desentendió de sus deberes de maharaní. En 1925, con el paso por tránsitos de Saturno por el Bajo Cielo se divorció. Por direcciones de arco solar, Júpiter realizaba una oposición a Saturno y Urano hacía cuadratura con Saturno, regente de su casa VII, oposición con Neptuno y sextil a la Luna y a Mercurio; Júpiter por su parte estaba en oposición a Saturno y cuadratura con Neptuno. Consiguió una buena pensión vitalicia de su esposo y se volvió a Europa, conservando su estatus de maharaní.

 

DAS 1925

A partir de 1941 se instaló en Madrid, donde llevó una vida muy discreta hasta su muerte  el 7 de julio de 1962 a las 6 de la tarde. Urano transitaba en ese momento por el Ascendente. Por direcciones de arco solar, Plutón hacía oposición a Venus y el Sol una cuadratura con Mercurio.

 

DAS Muerte

Trans muerte————–

Bibliografía:

JANSKY, Robert C.: Planetary Patterns. Astro-Analytics Pubs, 1977.

MEYER, Michael: Handbook for the Humanistic Astrologer. IUniverse, 2000.

ROCHE, Diana Elaine: The Sabian Symbols: A Screen of Prophecy. Astrology Classics, 2010.

SASPORTAS, Howard: Las doce casas. Ed Urano, 1985.

TIERNEY, Bill: Dinámica y análisis de los aspectos astrológicos. Ed. Kier, 1998.

VÁZQUEZ DE GEY, Elisa: Anita Delgado. Maharaní de Kapurthala. Ed. Planeta, Colección documento, 1998.


Foto de cabecera: Anita Delgado (https://granadapedia.wikanda.es/wiki/Anita_Delgado)

 

© 2019 Mercurio Estacionario

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s