0º de Aries de 2020, la crisis que precede al cambio

No es fácil analizar en tiempo real el alcance de una crisis en la que se está inmerso y mucho menos anticipar sus consecuencias. Los astrólogos de todo el mundo llevaban tiempo elucubrando sobre lo que podría suceder y cuál sería el alcance del índice cíclico planetario actual y que supone la mayor concentración de planetas lentos del siglo XXI. Nos enfrentamos a un desafío de unas proporciones no contempladas –al menos en Occidente– desde la Segunda Guerra Mundial. La dimensión de los acontecimientos, junto con la nebulosa del momento, dificultan una mirada objetiva de los hechos. Somos conscientes de que los efectos de esta situación de emergencia serán muy importantes, pero su verdadera magnitud solo podrá apreciarse con el transcurso del tiempo. A pesar de la falta de perspectiva, la carta del 0º de Aries de 2020 parece muy descriptiva para el momento que estamos viviendo.

La llegada del Sol al punto vernal o 0º de Aries ha sido desde la antigüedad objeto de estudio por parte de los astrólogos. Este evento que coincide con el paso del Sol del hemisferio sur celeste al hemisferio norte se considera el inicio del año astrológico y su energía tiñe los acontecimientos que se sucederán en los siguientes doce meses. El 0º de Aries contiene una configuración universal válida para todo nuestro planeta, pero en cada lugar se concretará de una forma diferente, con sus circunstancias particulares.

0 de Aries 2020

En la carta del 0º de Aries levantada para Madrid, la casa XII, la de los espacios de reclusión y aislamiento, destaca sobre las demás, ya que alberga tres determinadores focales: un stellium, el dispositor final de la carta y el planeta guía del modelo planetario. Las circunstancias de confinamiento son, con diferencia, las que concentran la mayor actividad.

El stellium formado por Marte, Júpiter, Plutón y Saturno, todos ellos en paralelo de declinación, enfatiza el signo cardinal de Capricornio que, dentro de su cuadruplicidad, representa la siembra, es decir, encierra en sí mismo una energía cuya activación dará inicio a algo nuevo. El énfasis en el hemisferio oriental revela que la actividad se expresa sin condicionamientos ni influencias externas. Cuando la energía se manifiesta a través del signo de Capricornio adquiere relevancia todo aquello que tiene que ver con restricciones, vigilancia, seguridad y control. En estos momentos, es la autoridad del Estado la que concentra todo el poder. En este 0º de Aries, el stellium da protagonismo a la situación de confinamiento a la que se ha sometido a la población, pero también a los hospitales donde se libra la batalla contra el coronavirus (COVID-19) y a sus trabajadores, el personal sanitario.

Además de los cuatro planetas, se encuentra también en Capricornio el nodo sur que está en conjunción exacta con el grado del último eclipse de Sol, 4º de Capricornio, evento que coincidió con el inicio de los contagios por el virus y cuya sucesiva activación ha ido marcando los tiempos en la propagación de la enfermedad. De hecho, la declaración de pandemia por parte de la OMS ha coincidido exactamente con la llegada del nodo sur a ese grado.

El Ascendente del 0º de Aries para España se encuentra en Acuario, signo relacionado con las revoluciones y los grandes cambios. El símbolo sabiano del grado de ese Ascendente es «Una vieja misión de adobe». Esta imagen hace alusión a una edificación cuyos cimientos permanecen en el tiempo y que, además, era un lugar donde se reunía la comunidad. La palabra clave es para este símbolo es «durabilidad». Hay una llamada a construir algo pueda perdurar en el tiempo y que sirva a todos como punto de encuentro, que genere en nosotros un sentimiento de pertenencia. Este símbolo invita a construir un espacio sólido y resistente para perdure en el tiempo y sirva de lugar para la convivencia.

El regente de la carta es Saturno, dispositor final y uno de los determinadores focales de la carta, se encuentra en casa XII, la de su gozo, añadiendo intensidad a la actividad de ese lugar de la carta, donde se gesta el cambio que se avecina. En el mismo signo del Ascendente se encuentra la Luna que simboliza al pueblo, y que ocupa un lugar destacado en esta carta, ya que es la que más próxima de encuentra de un ángulo. En Acuario su energía es solidaria y humanitaria.

El modelo planetario representado en este mapa es una cuña en la que todos los planetas se encuentran agrupados en el hemisferio oriental, dentro de un ángulo de algo más de 120º, es decir, en el trígono que forman Marte y Venus, que son los planetas limítrofes del patrón. Se trata del único trígono de esta carta y constituye la dinámica social, el modo de cooperar socialmente es a través de la eficacia y la creatividad. Ambos están fuertes, Marte exaltado y Venus domiciliada y en grado avatar.

Marte es el planeta guía que lidera el patrón, el primero que avanza en el sentido de las agujas del reloj. La energía de este planeta focal se encuentra exaltada en Capricornio, desplegando una fuerza casi irreductible. Además, está en conjunción exacta con Júpiter lo que hace que se expanda aún más. Marte en casa XII simboliza, entre otras cosas, al personal sanitario que está realizando su actividad en esa casa, de manera frenética, ya que constituye la primera fuerza de choque contra la enfermedad. Júpiter, regente de casa II, representa los recursos que se han puesto a disposición de esta batalla, pero que puede que no sean suficientes, ya que está en el signo de su caída. La importancia de los recursos viene subrayada también por la presencia del Sol en esa casa II que hace un sextil con el stellium, aunque disociado.

El  símbolo sabiano del grado de la conjunción entre Marte y Júpiter, el 23º de Capricornio, presenta la siguiente imagen: «Dos condecoraciones por el valor demostrado en la guerra». La clave de este símbolo es el reconocimiento. Los protagonistas indudables de esta situación de emergencia que estamos viviendo son los trabajadores de la sanidad que luchan por atajar la enfermedad desde la primera línea de choque. Esta imagen resalta la necesidad de recompensar los actos valientes y heroicos que son realizados con coraje e integridad. El énfasis recae en la conducta responsable, en una profesionalidad a la altura de las circunstancias, en el trabajo bien hecho que será recompensado con el reconocimiento de sus logros.

A lo largo de este año, concretamente el 21 de diciembre, tendrá lugar a 0º28’ de Acuario la conjunción entre Júpiter y Saturno, casi en el grado del Ascendente de la carta que estamos analizando. Esta conjunción, que se producirá en el elemento de aire, supondrá el inicio de un nuevo ciclo que implicará un cambio de paradigma. Así pues, la crisis anunciada en el 0º de Aries parece la antesala del nuevo orden social.

 

© 2020 Mercurio Estacionario

Un comentario sobre “0º de Aries de 2020, la crisis que precede al cambio

Responder a Markab Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s