Oprah Winfrey, una historia de superación

Pocos personajes representan de manera tan precisa el sueño americano de la persona hecha a sí misma como la periodista, actriz y empresaria Oprah Winfrey. Esta mujer afroamericana de origen humilde ha conseguido, gracias a su enorme talento –y a su esfuerzo y tesón–, convertirse en una de las personas más influyentes del mundo y en un auténtico mito para los estadounidenses. Hija de madre soltera adolescente, nació el 29 de enero de 1954 en una zona rural del estado norteamericano de Mississippi, donde transcurrió parte de su infancia junto a su abuela materna, en un entorno de extrema pobreza. En cierta ocasión, llegó a reconocer públicamente que ni siquiera tuvo un par de zapatos o un vestido nuevo hasta los seis años, edad en la que se fue a vivir a Milwaukee (Wisconsin) con su madre.

El modelo planetario representado en la carta de esta periodista es un trípode: los planetas se encuentran agrupado en tres sectores bien diferenciados del mapa, conectados entre sí por un gran trígono de aire que, a su vez, forma parte de una cometa, uno de los determinadores focales de la carta. Este trípode nos presenta a una mujer dotada de una gran estabilidad interna, seguridad y confianza en sí misma, con habilidades para adaptarse rápidamente a cualquier situación, por difícil que sea. Las personas con este patrón dibujado en sus cartas destacan por su singularidad y su genio natural. La presencia del gran trígono de aire acentúa esa adaptabilidad innata. 

Oprah Winfrey busca sustento en sus propios principios e ideales. Su seguridad y tesón le aportan una firme determinación a la hora de abordar cualquier tarea que se proponga. Su disposición natural viene indicada por la oposición entre Mercurio y Plutón, la única de la carta que, al darse en signos fijos, la provee de un énfasis en valores con intereses grupales. Esta oposición forma parte de una potente T cuadrada que subraya la cualidad fija, en la que Marte es el planeta focal de la figura, además de  dispositor final de la carta. Cuando la energía marciana se encuentra tan resaltada, su fuerza se vuelve indoblegable. Oprah Winfrey ha sido una pionera en numerosas ocasiones: fue la primera mujer negra multimillonaria y, según la revista Forbes, ha sido considerada la mujer más influyente de su generación. También es una líder mediática, con probadas dotes de mando, que se sirve de su fama para apoyar las causas humanitarias o sociales en las que cree: está comprometida con la educación de niñas en Sudáfrica, apoya activamente el movimiento Me Too contra el acoso sexual y se ha involucrado en las últimas campañas presidenciales a favor de los candidatos del Partido Demócrata Barack Obama, Hilary Clinton o Joe Biden. 

La imagen del símbolo sabiano del grado en que se halla Marte, que corresponde al 24º de Escorpio, es: «Multitudes bajando de una montaña para escuchar a un hombre». Solo alguien con gran carisma y habilidad comunicativa tiene la fuerza para inspirar a otros a través de su discurso, congregar a su alrededor una gran cantidad de público y hacer que ese mensaje cale. Oprah Winfrey ha llegado a tener una audiencia de más de sesenta millones de espectadores en un solo programa. Esa capacidad para influir en la sociedad la convierte en una auténtica creadora de opinión.

La vida en Milwaukee tampoco resultó nada fácil. Poco después de irse a vivir con su madre, Oprah fue violada por un primo suyo. Los aspectos tensos entre Marte y Plutón se asocian a menudo a experiencias de abusos sexuales. En su caso, la cuadratura que forman ambos planetas es muy estrecha. La violación coincidió con la cuadratura de Plutón a la Luna y la conjunción de Marte por direcciones de arco solar.

Los abusos continuaron y fruto de ello quedó embarazada. Con tan solo 15 años tuvo a su hijo, un niño que nació el 8 de febrero de 1969, aunque murió un mes y ocho días después. En esas fechas, por direcciones primarias, Marte estaba en conjunción con Saturno y en cuadratura con el Sol y con Venus, regente de casa V. Por direcciones de arco solar, Marte hacía sextil con Venus y el Sol, y Mercurio una cuadratura con la Luna.

Júpiter es el regente de la carta y uno de los planetas que forman parte del gran trígono de aire. Además de la casa de la personalidad la I, rige también la III que está relacionada con la comunicación y el intelecto. La energía de este planeta se expande en la casa VI, la del trabajo, en Géminis, el signo de la vivificación. En 1967, Júpiter, que estaba retrógrado, cambia de estación y se pone directo por progresiones secundarias. Es el momento en que Oprah se va a vivir con su padre a Nashville y su vida cambia de forma radical. Su progenitor era un hombre estricto que la obligó a ir a la escuela y a esforzarse en sus estudios. A partir de entonces, comenzó a destacar como alumna. Sus excepcionales dotes para la comunicación y su inteligencia la hicieron despuntar muy pronto: a los 17 años comenzó a trabajar como reportera. Estando en la escuela, ganó un concurso de oratoria que le permitió solicitar una beca para entrar en la universidad, donde estudió comunicación y arte dramático.

Mercurio es el planeta que impulsa la cometa. El aspecto de quintil entre la Luna y Mercurio resalta su talento para la comunicación y para conectar con el público, así como su capacidad para escuchar y empatizar con el discurso ajeno. Oprah es una de las comunicadoras más influyentes del momento. Sus recomendaciones literarias se convierten rápidamente en éxitos de ventas; es también editora de The Oprah Magazine. Con Mercurio occidental al Sol y una Luna lenta, su química mental es cauta y reflexiva. Oprah, sin duda, es una persona prudente que no se precipita en sus juicios. 

El 8 septiembre de 1986 se emitió por primera vez The Oprah Winfrey Show y su éxito fue casi inmediato. Tan solo un año más tarde, en 1987, fue portada en la revista People y consiguió su primer premio Emmy como reconocimiento a su programa de entrevistas, el de mayor audiencia en la historia de la televisión. Por direcciones de arco solar, Mercurio y Urano hacían trígono a Marte, Júpiter conjunción con su Urano natal y, por otro lado, Urano estaba en conjunción con Plutón.

La Luna de la carta se encuentra fuera de los límites de declinación, a 24ºS59’, algo que además de popularidad, en ocasiones va ligado a desordenes alimenticios que, en su caso, se han manifestado en forma de sobrepeso. La periodista ha reconocido seguir habitualmente dietas de adelgazamiento por su tendencia a comer en exceso.

El aspecto tenso más exacto de la carta, el foco dinámico de su personalidad o aptitud dinámica es la cuadratura entre el Sol y Saturno que refleja su principal reto vital, en su caso, ha consistido en centrarse y trabajar para superar las limitaciones del entorno en el que nació y se crió.

La vida profesional de esta mujer también ha estado ligada al mundo de la interpretación, donde ha cosechado algunos éxitos. Neptuno, el planeta asociado al séptimo arte, se encuentra en la casa X, junto al medio cielo. En dos ocasiones ha optado a los premios Óscar de la Academia del cineDebutó con un papel secundario en la película de Steven Spielberg El color púrpura, cuya interpretación le valió una nominación a mejor actriz. La película se rodó coincidiendo con el tránsito de Neptuno sobre el ascendente.

El símbolo sabiano que corresponde al grado en el que se encuentra Neptuno es el 27º de Libra: «Un avión que vuela a gran altura». Este símbolo habla de la capacidad para trascender y superar las dificultades, de ser capaz de poner distancia y tomar perspectiva para evaluar las cosas en su conjunto, sin perderse en los detalles. El símbolo va ligado a la calma, a la cautela, pero también a la ambición y al progreso. 

Con los años, Oprah ha llegado a amasar una gran fortuna. Se dice que esta mujer convierte en oro todo lo que toca. No tiene ningún planeta en signos de tierra, pero el Sol se encuentra en casa II, en conjunción partil con Venus -cazimi- que es regente del medio cielo. Ambos están en el altruista signo de Acuario en conjunción con Mercurio. Oprah ha hecho gala de su generosidad a lo largo de todos estos años; su labor filantrópica la ha llevado a destinar millones de dólares para apoyar las causas en las que está implicada.

El símbolo sabiano de la conjunción entre Venus y el Sol es «Una bandera que se convierte en águila». Esta imagen nos remite a la idea de erigirse en símbolo de algo, a la habilidad para capitalizar el potencial necesario para elevarse por encima de los demás y servirles de guía y ejemplo. Para ello, es necesario erigirse en líder, ser capaz transmitir un mensaje que dé confianza. El logro llega con una implicación absoluta a la lucha por esos ideales. La palabra clave es dramatización.

La vida de Oprah Winfrey es una historia de superación. En la actualidad con 67 años sigue cosechando éxitos con su trabajo de periodista que compagina con su labor filantrópica. 

————–

Bibliografía

BARNEDA, Sandra: Hablarán de nosotras. Diecisiete mujeres poderosas que pecaron para ser libres. Ed. Aguilar, 2017

JANSKY, Robert C.: Planetary Patterns. Astro-Analytics Pubs, 1977.

TIERNEY, Bill: Análisis dinámico de los aspectos astrológicos. Ed. Kier, 1998.

MEYER, Michael: Handbook for the Humanistic Astrologer. IUniverse, 2000.

ROCHE, Diana Elaine: The Sabian Symbols: A Screen of Prophecy. Astrology Classics, 2010.

SASPORTAS, Howard: Las doce casas: introducción al significado de las casas en la interpretación astrológica. Ed. Urano, 1987.

© 2021 Mercurio Estacionario

——————————

Fotografía de :  https://commons.wikimedia.org/wiki/Oprah_Winfrey#/media/File:Oprah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s